"Hay que hacer las cosas ordinarias, con un amor extraordinario."
Madre Teresa de Calcuta.
Iniciar sesión | ¿Eres nuevo aquí? Regístrate
La felicidad no es una meta sino un camino
Valoración de los usuarios: / 8
PobreEl mejor 
Reflexiones - Varias



Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta mientras lo recorres.

Vive el presente. Nunca espere, exija ni presuma. Simplemente haga lo que sabe hacer y entonces pasará lo que tenga que pasar.

La vida puede ser más fácil. Respire y viva el presente.

Los demás deben aceptarnos tal como somos. Hay que decir la verdad aunque nos tiemble la voz. Debemos seguir nuestro camino con seguridad y no esperar que los demás nos entiendan.

No somos siempre la misma persona, y no hay nada malo en ello. En nuestra vida hay triunfos y derrotas. Durante la vida nos pasan cosas que nos hacen cambiar de opinión y de ideales. La vida nos da lecciones que nos ayudan a seguir adelante. Todo cambia
Todo lo que nos pasa nos ayuda a mejorar, aunque a veces no nos demos cuenta. Las circunstancias siempre nos guían, nos cambian y nos hacen mejores, por eso jamás debemos perder la esperanza. Un hilo se acaba convirtiendo en una cuerda. La esperanza debe ser nuestro motor esencial.

No debemos desear la riqueza, sino la felicidad. Con los años entenderemos el valor de las cosas, no su precio. Tenemos que valorar los buenos momentos y estar agradecidos por ellos.