Habla siempre de salud, de progreso y de victoria. Repite: "la fuerza de Dios habita en mí"
Iniciar sesión | ¿Eres nuevo aquí? Regístrate
Despreocúpate y confía
Valoración de los usuarios: / 3
PobreEl mejor 


Despreocúpate y confía ciegamente, porque cuando estés preparado, cuando hayas pasado por las pruebas que nos plantea la vida, vendrá el día que te hará sonreír y ver lo grande que es el Amor de Dios.

Las pruebas tienen un solo objetivo, hacer de ti una persona con valentía, fortalecerte en la fe y llenarte de confianza. Quizás Dios te esté preparando para realizar algo muy importante.